El hombre de Vitruvio

Elhombredevitruvio

 

Probablemente en 1490, Leonardo Da Vinci, en uno de sus legendarios cuadernos de apuntes, ilustró lo que para él era la Divina Proporción. En la ilustración conocida como El hombre de Vitruvio, Leonardo planteó dos cosas:la proporción humana perfecta y la centralidad del hombre.

Desde la perspectiva Marketing, considero que es una gran ilustración, metáfora de la actual realidad empresarial. En primer lugar porque sitúa al hombre en el centro, la persona en primer lugar, como eje de la actividad empresarial.

En segundo lugar, se puede adapatar para generar un modelo en el que la proporción de los distintos elementos que son requeridos para satisfacer las necesidades y demandas de las personas, de forma rentable. La estrategia, así, se construye con la correcta proporción entre las funciones de la empresa.

Juan Carlos Alcaide – jcalcaide.com

 

 

Deja un comentario